Cinco errores que las tiendas virtuales no deberían cometer


En un mundo tan competitivo como el del e-commerce y los usuarios online, hay una serie de errores que nunca se deberían cometer. Conteam Gruppe, consultora de marketing y distribuidora en exclusiva de Vee24, desvela cuales son los cinco fallos más comunes que cometen las tiendas online, y que pueden provocar que el consumidor abandone la web sin finalizar su compra.

1. No resolver dudas rápidamente

En el medio online prima la inmediatez. Por eso, si surgen preguntas o dificultades a la hora de comprar y estas no se solucionan en el momento, es muy posible que el cliente abandone el carrito de la compra y se vaya a la competencia. Asimismo, otro de los grandes errores es, que el usuario tenga que realizar una llamada o bien escribir un mail, si quiere resolver sus dudas, “con lo que se pierde todo el impulso de la compra dándole oportunidad a los competidores”.

2. Falta de información

El cliente va a comprar algo y quiere, cómo es lógico, conocer toda la información. El usuario necesita ver cómo es el producto, color real, funcionalidades, textura, precio etc. Si no se le da información detallada, puede que dude, y deje la compra. “Es necesario, integrar en el site herramientas que faciliten toda la información que solicita el usuario, de modo que la confianza sea máxima. Es decir, que consiga una experiencia de compra similar a la que se tendría en una tienda física”.

3. No ayudar a seleccionar su producto

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el cliente no tiene ante sí una serie de estantes en los que él mismo puede elegir según su gusto. Por lo tanto, hay que ayudarle y asesorarle a buscar en la web su producto de preferencia igual que cualquier vendedor lo haría en un establecimiento físico. Para ello, es crucial contar con un potente buscador de productos y con filtros que ayuden a ese proceso de búsqueda.

4. Obligar a registrarse antes de empezar

Uno de los fallos que pueden hacer perder consumidores es el hecho de que este tenga que registrarse antes, incluso, de empezar a buscar el producto. “Son varias las tiendas online que piden datos de contacto al usuario cuando aún este no sabe si lo que se va a encontrar es de su interés”. Otro de los errores en este sentido es que, mientras el cliente está buscando en la tienda, se le pida varias veces la misma información.

5. No generar un vínculo emocional

Está comprobado que una charla amigable, conocer al usuario y por parte del cliente, saber quién es su vendedor, genera un alto grado de empatía hacia la marca. Todos sabemos que el tener un amigo en la tienda física que te ayuda y asesora hace que el grado de confianza en el producto y en el servicio, aumente. Este comportamiento se replica en la web por lo que el diseño de la misma y la atención que se ofrece al visitante tiene que ser un espejo directo de la experiencia de marca en el canal físico.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*